TEMAS DE ACTUALIDAD :

Más de 12 millones de personas en México sufren de diabetes tipo 2

Por  Staff Puebla On Line | Publicado el 01-11-2020

La Crónica de Hoy informa que uno de los grandes problemas de la diabetes mellitus, es que es un padecimiento crónico degenerativo que no duele “y uno de los principales riesgos, es que generalmente debuta con una complicación, el paciente no se cuida y hasta que se lastima es cuando llega a ver al médico, este es el caso de las lesiones en los pies, señaló el doctor Eugenio Rodríguez Olivares, cirujano plástico estética y reconstructiva.  

Puntualizó a Crónica, que pacientes que sufren de pie diabético son alrededor del 20 por ciento, en algún momento podrían presentar amputaciones “desde menores hasta mayores, y esta es una circunstancia muy compleja, porque si sufren amputaciones mayores las posibilidades de sobrevida son menores: si la amputación se da por debajo de la rodilla, se puede hablar estadísticamente de que su sobrevida es a cinco años, pero si sufre una amputación por arriba de la rodilla, su sobrevida puede ser de tres años, con lo que podemos ver que prácticamente es como un certificado de ….”.  

Señaló que en el país se necesita el desarrollo de clínicas de diabetes, para que los pacientes acuden a su control de la enfermedad, así como grupos de autoayuda, en donde se juntan diabéticos para estarse educando y dando apoyo”, porque en diabetes sí hace falta mucho más educación a pacientes y familiares, dijo.  

Ello, dijo, debido a que entre 17 y el 25 por ciento de los diabéticos van a derivar con alguna úlcera, lo cual se convierte en una situación delicada y muy importante de atender, para el sector salud, si tomamos en cuenta que en el país hay poco más de 12 millones de personas diabéticas, de las cuales este 17 a  25 por ciento que pudieran presentar heridas crónicas o agudas, es una cifra bastante alta de pacientes que tienen pie diabético  

En este contexto, el especialista, señaló que el gran impacto en la vida de los pacientes con heridas graves crónicas o agudas son las complicaciones que pueden causar como grandes cavidades, las cuales además de ser desagradables para el paciente, se vuelven incapacitantes y al ser lesiones profundas son complicados en su tratamiento, comenzando porque llegan a tener una coloración roja desagradable y generalmente se mantienen en un constante estado inflamatorio.  

Las heridas crónicas o agudas “llegan a producir mal olor agrado tal que la familia no quiere entrar al cuarto del enfermo por este mal olor”, lo cual lleva al paciente a estados de depresión y sentimientos de frustración, porque no se cura y comienza a tener una enorme dependencia en cuanto a cuidados por parte de sus familiares, puede ocasionar absentismo laboral y desafortunadamente algunas complicaciones son tan graves que pueden ocasionar la muerte.  

Refirió que en México tenemos aproximadamente 3.5 millones de pacientes los cuales representan un gran desafío, tanto para los pacientes como para los sistemas de salud, debido a que el tratamiento para heridas crónicas o agudas se ha convertido en un problema de salud pública por los altos costos que implica para las unidades de la secretaría de salud ya que requiere una fuerte inversión para el tratamiento de estas heridas.  

Se estima que el costo mensual para la atención de este tipo de heridas, que se atienden de manera ambulatoria superan los 46.5 millones de pesos por mes y para los pacientes que se quedan internados hospitalizados, el costo se eleva a 1,864 millones de pesos lo cual significa un gasto increíble para la atención de estos pacientes, de los cuales el 79 por ciento presentan heridas agudas y el 21 por ciento son heridas crónicas, de las cuales, las de mayor impacto son las traumáticas las que afectan la piel, el tejido y los músculos con el 41 por ciento, y las heridas de cirugías 30 por ciento, lesiones por presión 6 por ciento, úlceras venosas 3 por ciento y quemaduras 5 por ciento.  

El doctor Rodríguez Olivares, detalló que las heridas crónicas que tienen una mayor prevalencia, son las de pie diabético, si se toma en cuenta que en el país hay poco más de 12 millones de personas con diabetes mellitus tipo 2, de las cuales un porcentaje importante desarrollar una úlcera en el pie, seguidos de las dehiscencias quirúrgicas (es la separación de las capas de una herida quirúrgica, condición seria y requiere cuidado por parte del médico), con un 21 por ciento de prevalencia, “aunque pueden llegar hasta el 23 por ciento de frecuencia tomando en cuenta las cirugías que se practican en el día a día hasta antes de la pandemia, con lo que prácticamente se vuelven incontables”.  

Ante este panorama, señaló que se debe modernizar la cura tradicional, lo cual implica utilizar toda la tecnología necesaria existente, para el manejo de pacientes con este tipo de heridas, y comenzar a contar con clínicas que cuenten con toda la infraestructura, la normatividad e insumos de alta tecnología, con mayor capacidad y un equipo multidisciplinario que brinde una atención oportuna.  

En este sentido, indicó que existen tratamientos con ácido hialurónico y diferentes combinaciones con otros fármacos, el cual ayuda atender de manera óptima el manejo de estas heridas, las cuales en tiempos de COVID es sumamente importante tener un escrupuloso cuidado con estos pacientes y sean atendidos por los profesionales de la salud, bien protegidos para evitar contagios.  

comments powered by Disqus

Servicios

f

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PUEBLA PUEBLA