COVID-19: Cómo ha afectado las relaciones sexuales

Por  Staff Puebla On Line | Publicado el 28-03-2021

 

El País informa que "La primera relación sexual que tuve tras el confinamiento fue sin besos, por si a caso”, explica J, una joven en la treintena, que reconoce que en la segunda, los besos ya volvieron a formar parte del sexo.

La pandemia le ha dado la vuelta a nuestras vidas como a un calcetín. No ha habido recoveco de nuestra cotidianidad que no se haya visto afectado. El de la covid es una virus con un alto componente social en lo que se refiere a su transmisión, y nosotros animales sociales, así que blanco y en botella.

Sexo recreativo

Las personas que han incorporado nuevas actividades creen que su vida sexual durante la pandemia ha mejorado

El sexo recreativo también ha sido redefinido por la pandemia. Las normas de distanciamiento social han impuesto límites al sexo por placer que cada uno o que cada pareja ha toreado como mejor ha podido. El teletrabajo, la dedicación intensiva a los hijos, y la incertidumbre económica han provocado estrés y ansiedad, cosas que nunca juegan a favor de la libido.

Pero, al mismo tiempo, según un estudio elaborado por el Kinsey Institute de la Universidad de Indiana (EE.UU), han aparecido nuevas oportunidades. De los 1.559 adultos a quienes se les preguntó sobre el impacto de la pandemia en sus vidas íntimas, casi la mitad reconoció una disminución de su vida sexual, mientras que solo uno de cada cinco afirmó que había expandido su repertorio sexual al incorporar nuevas actividades.

Entre las más comunes se incluían el sexting, probar nuevas posiciones y compartir fantasías sexuales. Ser más joven, vivir solo y sentirse estresado y solo estaba relacionado con estar más dispuesto a probar cosas nuevas. El estudio concluía que aquellos que incorporaron novedades a sus hábitos sexuales tenían tres veces más probabilidades de explicar que habían experimentado mejoras en su vida sexual que los que no.

J asegura que durante la pandemia se volvió más cautelosa y más selectiva a la hora de escoger a sus parejas sexuales, porque “el sexo no compensaba el estar sufriendo tres días por si te habías contagiado”, y que “eso va a seguir siendo así”. En su caso, tiene bastante claro que “se ha acabado el aquí te pillo aquí te mato”.

Por contra, M, una mujer en sus cuarenta, cree que “cuando toda vuelva a una auténtica normalidad vamos a ser todos como un toro saliendo de los toriles, y vamos a buscar, sobre todo, sexo sin compromiso. Nada de relaciones serias, en un principio. Nos vendremos arriba y vamos a querer romper con todos los estereotipos y todas las restricciones”, asegura.

A M una de las cosas que más le sorprendió durante la época dura del confinamiento fue “la cantidad de hombres casados que buscaban sexo esporádico en las aplicaciones de citas. Puedo entender que estar las 24 horas del día con tu pareja llegue a ser agotador, pero me sorprendió la falta de sensibilidad hacia la situación que todos estábamos pasando”, reflexiona M.

Precisamente, la intrusión de la tecnología en nuestras vidas ha sido otro de las características de esta pandemia. También en el sexo. Se ha disparado, por ejemplo, las ventas de juguetes sexuales y el consumo de pornografía en línea. Las aplicaciones de citas se han adaptado para ofrecer a sus usuarios nuevas formas de interactuar entre ellos, y muchas empezaron a ofrecer la posibilidad de hacer videoconferencias.

J siempre ha ligado por internet y así piensa seguir, pero M opina que “con las ganas de socializar que tenemos todos, creo que cuando se pueda volver a ir a las discotecas o los bares de copas, las app y las redes van a quedar algo relegadas”.

Y es que los cierres de teatros, cines, bares y restaurantes han comportado una reducción de los espacios en los que se realizaban los preliminares antes de los preliminares.

El cierre de la hostelería ha reducido los lugares de encuentro y ha hecho que se vaya al grano más rápido

O eso explica X, sociólogo, y quien durante el confinamiento reconoce que “poca cosa, la verdad”, pero que en el posconfinamiento ha seguido conociendo a mujeres en Tinder, especialmente. “Al no haber bares abiertos, al final todo iba más rápido y todos íbamos más al grano”, explica. Además –añade– “los planes tienen que ser más imaginativos. Ya no existe el comodín del bar, un ambiente neutral, con más gente presente, donde es fácil poner una excusa e irse si ves que la cita no es como esperabas o ir a casa si ves que las cosas van bien”.

Lo que X si cree haber detectado “es una liberalización de las relaciones sexuales, y sobre todo menos vergüenza para hablar de estos temas. Cada vez conozco más parejas con algún grado de apertura y más interés en prácticas sexuales relacionadas con el BDSM. Y en cualquier caso, lo que creo que pasará con la sociedad post vacuna y el sexo es que se intensificarán las tendencias que ya había: una mayor presencia del sexo en la esfera pública. Esto es que sea cada vez más natural hablar de satisfyers femeninos y masculinos y de prácticas como el intercambio de parejas”, dice X.

 

comments powered by Disqus
  • Maestra es atropellada por patrulla de la policía municipal de Huauchinango

  • Coalición Va Por México exige cárcel para diputado de Morena acusado de abuso sexual

  • A punta de pistola despojan a un joven de su motocicleta a un joven en Amalucan

  • Reencuentro con la afición del Puebla es clave para ser más aguerridos Larcamón

  • Así se vio la venta de boletos y cambio de tarjetones para el partido del Club Puebla vs Pumas

  • Estadio Cuauhtémoc abrirá al 30% de su capacidad: 14 mil aficionados para el Puebla vs Pumas

Servicios

f

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PUEBLA PUEBLA