¿Problemas en las juventudes priistas?

Lugar: Hotel Lastra

Hora: 20:30 hrs

Fecha: 27 de septiembre de 2010

Después de una corta espera en el lobby del hotel Lastra ubicado en las cercanías de Casa Puebla y en medio de la rebatinga interna de los transportistas poblanos en un salón alterno en este recinto por el aumento al pasaje, se encontraban amenamente platicando Alejandro Armenta Mier, Cecilia Monzón y Citlalic Ceja, ¿el tema?, la arbitraria destitución de Ceja Ramírez como Secretaria General del Frente Juvenil Revolucionario(FJR) y la toma de protesta momentos antes de Waldo Guerrero Ariza al frente de esta cartera del tricolor.

Al calor de la plática, se “hizo presente” Miguel Ángel Fierro actual líder del FJR y ahora acérrimo enemigo del grupo ¿juvenil? del PRI encabezado por Mario Marín García, Francisco Ramos, Jorge Vázquez y representado por Monzón y Ceja.

Indiscutiblemente después de los hipócritas saludos y la charla en privado con el aún Presidente del C.D.E. del PRI, vinieron los dimes y diretes entre los otrora compañeros de lucha en las bases juveniles priistas Ceja y Fierro.

“Tú no me notificabas”, “yo tenía los documentos”, “no me sellaste los oficios”, “me hiciste, te hice, me hicieron”, “a mí nadie me apoya”, “Paco y Mario son mis amigos, pero no me están utilizando”, en fin, la amena plática se convirtió en una amarga discusión y el testigo fiel de esta fue Alejandro Armenta Mier.

Vinieron las palabras del ex secretario de Desarrollo Social elogios a las viciadas carreras políticas de los bebesaurios y el regaño en diferentes tonos, queremos creer que así sucedió por cuestiones de género,  para los jóvenes sentados en la mesa.

Armenta se despidió, Miguel Ángel con una cara de pocos amigos se puso de pie, rojo como una cereza, Citlalic con cara de cierto orgullo y tal vez en tono de burla por el enérgico regaño hacia su odiado rival en el FJR, con un hipócrita beso de “muack, muack”, sellaron la plática.

Afuera en el lobby del lugar estaban concentradas las demás huestes juveniles del tricolor, Waldo Guerrero, Juan Jesús Limón, Alberto Barranco, René Escalona, el Regidor Emanuel Pavón, Socorro Figueroa, Cecilia Monzón, Salomón Alcalá, Gustavo Cabrera y otros más que no se alcanzan a ver por ser pipitilla de la pipitilla, quienes iban a solidarizarse con su “amigo” Miguel Ángel ante el embate del grupúsculo juvenil marinista quienes a toda costa quieren su cabeza.

Las muestras de apoyo entre ellos, los “disidentes” de la “chiquillada” priista fueron bienhabladas, muchas, reciprocas y enseñando el “músculo” del ala non grata para las juventudes marinistas.

Pero en medio de toda esta bien estudiada simulación de todos y cada uno de los ahí presentes se escucharon los gritos de Juan Jesús Limón, “traidor”, “yo si soy priista”, “te voy a partir la madre, ¡traidor!”, el blanco de estos insultos Salomón Alcalá quién forma parte de la dirigencia juvenil de su partido en el municipio de Puebla.

La defensa de las féminas hacia Salomón no se hicieron esperar,  los demás “amigos” unos lo cubrían, otros buscaban que Chucho Limón se tranquilizara y entre jaloneos, mentadas de madre y demás abandonaron el lugar.

Al lado de la puerta principal el agredido, acompañado por las representantes del clan Marín-Ramos-Vázquez, lamia sus heridas y lamentaba la agresión de su “amigo” J.J. Limón.

Al fondo, al fondo el barullo hizo que los transportistas que estaban en asamblea de trabajo para lograr consenso entre ellos en el tema de la actualización de la tarifa del transporte permanecían a la expectativa y exclamaban ¡Estos están peor que nosotros y ve lo escuincles que son!, ¡Que viva el PRI!