Filosofía y Letras BUAP realiza las XIV Jornadas Leibniz

Staff Puebla On Line | Publicado el Miércoles, 13 de Marzo de 2013 22:05
Estamos dentro de un sistema capitalista que pone al hombre contra el hombre, donde sólo existe quien tiene dinero y donde el filósofo deberá recuperar lo humano, reflexionó Rodolfo Fernández y Díaz profesor e investigador de la Facultad de Filosofía y Letras de la BUAP.
                       
Al iniciar los trabajos de las XIV Jornadas Leibniz de Filosofía, que se llevan a cabo en el auditorio Elena Garro de la unidad académica, el Doctor en Filosofía por la Universidad Católica de Bélgica, dictó la conferencia magistral La conciencia atea y la filosofía de la religión.
                       
En su exposición, basándose en dos textos bíblicos, el experto en Filosofía de la religión, desarrolló una amplia explicación sobre la imagen de lo que es una deidad, partiendo de que el mito es una verdad profunda de la cultura, sin afirmar ni negar la existencia de Dios y de la necesidad del ser humano por creer en un ser supremo.
                       
“Comparar dos culturas y dos contextos hace pensar al filósofo qué es lo humano y qué es lo divino, el filósofo se da cuenta que la propuesta de la biblia es demoledora de ídolos, el filosofo piensa demoler ídolos y volver al ateísmo sano que recupere a lo humano, que reconozca verdaderamente al hijo de Dios en el que tiene hambre, sed, no en el que tiene poder”.
                       
Fernández y Díaz, afirmó que en el texto bíblico se niega a los ídolos, “con ello quiero decir, que la idea de Dios que se ha filtrado a lo largo de más de 18 siglos es una idea falsa, Dios no es todopoderoso, no lo sabe todo no lo tiene todo, Dios tiene hambre, sed”.
                       
El conferencista señaló cómo nació el esfuerzo por controlar la mano de obra, al volver a los campesinos, obreros y someterlos a ocho o más horas de trabajo, no para satisfacer sus necesidades sino para generar plusvalía, para luego continuar con la pieza que faltaba al capital, la formación.
                       
“En el siglo XX se empezó a fraguar cómo controlar las universidades, en América lo que hacían los militares al tomar el poder era cerrarlas, perseguir intelectuales. En México hoy día es lo mismo, cómo hacer que la gente no piense, que los estudiantes en el menor tiempo posible respondan 250 preguntas en exámenes de calificación, es decir no necesitamos que piensen, sino que sean eficaces”.
                       
Fernández y Díaz abundó que quienes no se someten a esos esquemas quedan fuera del sistema capitalista, un sistema donde el que tiene hambre, sed o necesidad de casa no existe, quien existe es quien tiene dinero o capacidad de consumir.
                       
“Dicho de otra manera, este sistema es ateo ‘Dios No Existe’, y lo que nos ponen es un ídolo al que quieren que veneremos que le sacrifiquemos más seres humanos, una especie de Huitzilopochtli que reclama la sangre humana”, puntualizó.
 
Email
comments powered by Disqus