Secretario de Gobernación de Marín firmó preliberaciones de un secuestrador, un violador y un homicida

Arturo Luna Silva | Publicado el Lunes, 28 de Enero de 2013 00:21
Al final del sexenio de Mario Marín, el secretario de Gobernación, Valentín Meneses Rojas, autorizó y firmó -de puño y letra- las preliberaciones de al menos tres reos considerados como peligrosos: Desiderio Jiménez Viveros, José Faustino Pérez Rojas y  José Luis Pérez Calderón, sentenciados por secuestro, violación equiparada y homicidio calificado, respectivamente.
 
El funcionario marinista otorgó tal beneficio a esos tres internos al margen de la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas de la Libertad, que en su artículo 54 bis lo prohíbe tratándose de delitos graves como secuestro, violación equiparada, homicidio calificado, lenocinio y corrupción de menores, entre otros.
 
Documentos en poder de Puebla On Line prueban que el secretario de Gobernación de Marín firmó personalmente los acuerdos que permitieron la liberación anticipada de Jiménez Viveros, Pérez Rojas y Pérez Calderón, quienes deberían seguir en la cárcel, pagando sus condenas, pero hoy están en la calle.
 
De acuerdo con los expedientes, Valentín Meneses Rojas lo hizo en los últimos dos meses de la administración marinista.
 
A José Faustino Pérez Rojas, sentenciado a 19 años de prisión por violación equiparada, el secretario de Gobernación le concedió el 22 de diciembre de 2010 el beneficio de tratamiento preliberacional, saliendo de prisión un día después, el 23 de diciembre de 2010, faltándole por compurgar tres años, seis meses y dos días.
 
En tanto, a Desiderio Jiménez Viveros, sentenciado a 22 años de prisión por secuestro, el secretario de Gobernación le concedió el 14 de enero de 2011 el beneficio de tratamiento preliberacional, saliendo de prisión el 27 de enero de 2011 –cinco días antes del inicio del gobierno de Rafael Moreno Valle-, faltándole por compurgar nueve años, 11 meses y nueve días.
 
De la misma forma, a José Luis Pérez Calderón, sentenciado a 14 años y 4 meses de prisión por homicidio calificado, el secretario de Gobernación le concedió el 5 de enero de 2011 el beneficio de libertad preparatoria, saliendo de prisión el 6 de enero de 2011, faltándole por compurgar siete años, seis meses y nueve días.
 
Hace unos días, el procurador General de Justicia, Víctor Carrancá Bourget, confirmó que ex funcionarios de la Secretaría de Gobernación en la administración de Mario Marín vendieron preliberaciones a internos de los diversos penales del estado.
 
El funcionario morenovallista indicó que la dependencia a su cargo dio inicio a dos averiguaciones previas y en consecuencia se liberaron dos órdenes de aprehensión en contra de dos ex funcionarios que estaban en la entonces Secretaría de Gobernación.
 
Destacó que tras un trabajo de investigación, hay elementos suficientes para afirmar que esos ex funcionarios estatales, de los cuales se abstuvo de revelar su identidad, vendieron un importante número de preliberaciones a diversos internos al interior de los penales de Puebla.

Expuso que aún no hay una sola detención por estos delitos y las averiguaciones previas continúan abiertas, al señalar que una vez que concluya la investigación, se darán a conocer los nombres de los responsables, el número de preliberaciones vendidas y los montos de las mismas.

Carrancá Bourget manifestó que las investigaciones también se dirigen hacia quienes fueron los internos que obtuvieron su libertad a través del programa de preliberación sin cumplir con los requisitos que establece el programa, sino a través de la compra-venta.

Indicó que los ex funcionarios investigados trabajaron durante el periodo que Valentín Meneses Rojas fungía como secretario de Gobernación.

Finalmente, el titular de la PGJE no detalló si se trató de los directores de los Centros de Readaptación Social (Ceresos), los subsecretarios de Gobernación o los secretarios de Seguridad Pública.
 
Los documentos obtenidos por Puebla On Line confirman los dichos de Carrancá Bourget y revelan que el principal responsable del escándalo de la compra-venta de las preliberaciones es Valentín Meneses Rojas.
 
El mismo que el pasado jueves, en declaraciones a E-Consulta –periódico digital que desde marzo de 2011 detonó el caso-, negó que durante la pasada administración se hayan vendido preliberaciones a internos de alta peligrosidad que se encontraban en diversos penales en la entidad y sostuvo que en el sexenio anterior sí se autorizaron alrededor de 160 beneficios de esta naturaleza, pero a indígenas, personas de la tercera edad y enfermos, incluso de SIDA, que habían cumplido más del 75 por ciento de su condena.


Email
comments powered by Disqus