Euro 2020: España e Italia están en semifinales

Por  Staff Puebla On Line | Publicado el 02-07-2021

EFE informa que la selección de Italia, con una defensa granítica y un ataque contundente, venció 2-1 este viernes a Bélgica en los cuartos de final de la Eurocopa, en el Allianz Arena de Múnich, y puso la directa a las semifinales de Wembley, en la que se enfrentará a España.

Los goles de Nicoló Barella y de Lorenzo Insigne en la primera mitad lanzaron a una Italia que, tras tocar el balón con alta calidad, sacó su versión más competitiva y atenta en defensa para resistir a los ataques de Bélgica, que recortó distancias con una pena máxima de Romelu Lukaku y apretó hasta el último segundo sin poder evitar la eliminación.

La Italia de Roberto Mancini prolongó su camino en la Eurocopa de su redención, tras la ausencia mundialista, y se citó en las semifinales con España, que doblegó en los penaltis a Suiza.

El Allianz Arena de Múnich albergó el cuarto de final a priori más prestigioso de la Eurocopa y el campo no defraudó las expectativas. Italia salió a jugar el balón con calidad y Bélgica, sin Eden Hazard, se encomendó al recuperado Kevin De Bruyne, quien encendió a los "diablos rojos" con su espectacular zancada y su técnica más pura.

El sufrido triunfo en la prórroga ante Austria en octavos de final parece haber liberado de la presión de la fase de eliminación directa a una Italia que se asentó en el centro del campo de Bélgica a tocar, ante un rival que trató de esperar atrás y liberar a sus estrellas, De Bruyne y Lukaku con campo abierto.

Los respectivos planteamientos dieron vida a un partido vivo, vibrante. Un fuera de juego de Leonardo Bonucci impidió a Italia adelantarse al cuarto de hora. Poco después, se abrió un duelo particular entre De Bruyne y el meta italiano Gianluigi Donnarumma, quien le negó el gol con una monumental parada.

Bélgica tuvo el mérito, con Axel Witsel y Youri Tielemans, de lograr excelentes salidas de balón tras recuperar el balón en su línea defensiva, algo que permitió liberar la potencia de De Bruyne al contragolpe, pero esta estrategia empezó a temblar con el pasar de los minutos ante las combinaciones de Italia.

Y el empuje italiano terminó rompiendo el muro. Nicoló Barella, con un potente derechazo cruzado desde dentro del área, rompió la igualdad y Lorenzo Insigne, con un remate curvado de pierna derecha desde fuera del área disparó el entusiasmo "azzurro" con el 2-0.

Italia, que hasta ese momento había contenido a Lukaku con autoridad, gracias al agresivo marcaje de Giorgio Chiellini y Leonardo Bonucci, manchó su primera mitad en el último minuto, cuando Jeremy Doku, elegido por Roberto Martínez en sustitución de Eden Hazard, fue derribado en el área por Giovanni Di Lorenzo. La falta fue ligera, pero el empujón se notó claramente, algo que convenció al colegiado a pitar y al VAR a no cambiar su decisión.

Lukaku, intratable desde los once metros, disparó central y subió el 1-2 al marcador que mantuvo con vida a Bélgica, pese a que el campo indicara una superioridad de Italia.

Pese a que los italianos siguieran tocando en la reanudación, Bélgica apretó con todo. El propio delantero del Inter de Milán tuvo en sus botas el balón de la igualada a centro raso de De Bruyne, a la hora de partido, pero perdonó. Disparó con poca fuerza y poco equilibrio, y Leonardo Spinazzola interceptó bajo palos.

Poco después, le faltaron centímetros para cabecear un centro de Nasser Chadli, en otra enorme oportunidad para el equipo de Martínez, al tiempo que Italia empezaba a protegerse, con Bryan Cristante por Verratti.

Pero el cambio más sufrido para Italia fue el de Spinazzola, hasta este momento el mejor jugador "azzurro" en esta Eurocopa. Se retiró entre lágrimas por una lesión muscular en el muslo izquierdo que puso fin a su torneo.

Le tocó sufrir a Italia y el ataque de Bélgica fue liderado por el más joven en el campo, un Doku que rozó la igualada en el 83 con una brillante jugada por la banda izquierda acabada con recorte y disparo alto por poco.

El último susto italiano llegó en el 92, con un centro colgado por De Bruyne en el área, en una acción a balón parado, que Donnarumma logró repeler, con falta añadida.

La última emoción de un partido intenso, vibrante y duro que envió a Italia a Wembley, donde le espera España.

ESPAÑA SE IMPONE EN PENALES 

La selección española, que este viernes eliminó a la de Suiza en San Petersburgo tras la tanda de penaltis, se ha clasificado por quinta vez en su historia para las semifinales de una Eurocopa, y en todas esas ocasiones alcanzó la gran final.

El cuadro de Luis Enrique pone así fin a nueve años de sinsabores, por cuanto desde que ganó el torneo continental en Kiev en 2012 perdió protagonismo al caer en la fase de grupos en el Mundial de Brasil 2014, en octavos en la Eurocopa de Francia 2016 y en el Mundial de Rusia 2018.

La primera vez que España se metió en semifinales fue en la segunda edición al vencer en dos encuentros a Irlanda, por 5-1 en el Ramón Sánchez Pizjuán de Sevilla y por 2-0 en Dalymount Park de Dublín.

Sendos dobletes de Amancio Amaro y Marcelino Martínez, más una diana de Josep María Fusté, que debutaba, firmaron la victoria en el primer encuentro, y Peru Zaballa, con otras dos dianas, en la vuelta.

Hubo que esperar veinte años para que la selección española volviera a acceder a semifinales, aunque en Francia 1984 el sistema de competición hizo que los dos primeros de cada uno de los dos grupos accedieran a la penúltima ronda.

España, que había empatado ante Rumanía y Portugal a un tanto, se jugaba todo en el último encuentro, en el Parque de los Príncipes de París, ante Alemania Federal y se hizo con el primer puesto del grupo y el pase a semifinales gracias a un tanto de cabeza en el último minuto de Antonio Maceda.

A partir de ahí llegó otra larga travesía por el desierto hasta que la historia cambió en la Eurocopa de Austria/Suiza 2008 bajo la batuta de Luis Aragonés con una tanda de penaltis vibrante tras acabar el partido ante Italia con empate a cero.

Los errores de De Rossi y Di Natale ante Iker Casillas y el tiro final de Cesc Fábregas cambiaron el destino de la Roja, abocada a caer en cuartos en aquella época, y dio inicio a la etapa más brillante de la historia, con dos títulos continentales seguidos y el Mundial de Sudáfrica 2010.

Cuatro años después, en el Donbass Arena de Donetsk, el conjunto que ya dirigía Vicente del Bosque, se desembarazó con autoridad y gran superioridad de Francia (2-0), a la que venció con un doblete de Xabi Alonso.

En todas las ocasiones España, cuando pasó de cuartos, jugó el partido por el título y lo ganó en tres oportunidades, en 1964 ante la URSS (2-1) en el Santiago Bernabéu de Madrid, en Viena en 2008 ante Alemania (1-0) y en Kiev en 2012 ante Italia (4-0). Tan solo perdió ante la anfitriona Francia en 1984 en el Parque de los Príncipes (2-0).

comments powered by Disqus

Actualidad

Deportes

Seguridad

Lo más visto

Puebla

  • Puebla vs Mazatlán 2 0, J-14, T Grita México, A-2021, Liga MX